Monday, April 14, 2014

BAFICI 2014 – Parte 3


Sábado 12 de abril

En el medio de este sábado lleno de vientos, lloviznas y cielo incierto, vuelvo al Festival por última vez este año pero sin saberlo del todo. Y una vez más me encuentro con la noticia de que ya no hay más entradas para una película que quería ver (“Bunny and the Bull” de Paul King en el Centro Cultural San Martín). Tampoco hay entradas para “Cheatin’” de Bill Plympton en el Village Recoleta. Finalmente consigo entradas para “Cleveland contre Wall Street” de Jean-Stéphane Bron. La pasan en la sala 9 del Village a las 20:30 hs. Es una película suiza de 2010 que dura poco más de hora y media. Le doy 3 Macos y medio. Se trata de un film que muestra un juicio ficticio que llevan a cabo los damnificados de la ciudad de Cleveland de la usura financiera que les arrebata sus propiedades al embargarlas cuando las hipotecas se vuelven imposibles de pagar. Cuando más pobres eran las familias, más préstamos se les otorgaban para hundirlos en una deuda impagable. Estaban expuestos los dos puntos de vista, el de los propietarios despojados de sus viviendas (con un abogado que los defendía) y el punto de vista de un abogado que defendía los intereses de los inversores reafirmando la “libertad de mercado” y señalando el grado de responsabilidad personal de cada persona que aceptaba las hipotecas, personas que no hacían foco en que cabía la posibilidad de que no pudiesen cubrir deudas a futuro. Acá en Sudamérica nos sabemos de memoria los versitos del Fondo Monetario Internacional, así que uno no podía dejar de reírse incómodamente ante los hechos exhibidos.

 Bron podría haber recurrido a otras herramientas narrativas en su film y me habría enganchado más. Pero la película gana dimensiones extra cuando se la lee a través de las reflexiones de la revista Crisis n° 18 Marzo-Abril 2014. Hay olor a gran crisis aproximándose una vez más. Volviendo al film, es curioso que tuvo que ser un suizo (y no un francés, como le dije a un espectador en la sala) el que contó esta historia. También es curioso que los juicios, que los ciudadanos de Cleveland querían llevar a cabo a un grupo de bancos, nunca sucedieran por haber sido postergados indefinidamente por inescrupulosos abogados. Y daba bronca verlo al jetón de Obama prometiendo hacer algo al respecto cuando hoy sabemos que nada se hizo. Delicias del capitalismo.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home