Sunday, April 26, 2015

BAFICI 2015 Última parte




Jueves 23 de abril

Letter to Max de Eric Baudelaire (3 Macos). La pasaron en el Village Recoleta, Sala 3, a las cinco y cuarto de la tarde. Cuando llegue a las boleterías, me enteré que ya no había entradas ni para “El color de la granada” ni para “Postman’s White Nights”. Entonces elegí ver esta película, fuimos pocos los que decidimos lo mismo. El film tenía hermosas imágenes, hasta las ruinas y las casas abandonadas se veían hermosas. La narración de la historia consistía en las respuestas de Max a las preguntas de Eric, todo a través de cartas. Max vive, y es funcionario, en Abjasia (ex Georgia, ex U.R.S.S.) Eric pregunta desde Francia, ambos experimentaron las transformaciones de su nación. Tras una guerra con Georgia, Abjasia gana su independencia. Sin embargo, pocas naciones del mundo la reconocen como nación soberana. Max lee, a veces, en voz alta (y en inglés) las preguntas que recibe de Eric (otras veces las preguntas solo aparecen impresas en inglés en la pantalla) y las va respondiendo. La gente hablando en ruso solo aparece como telón de fondo, como imágenes que grafican el relato. A veces Max habla de su país, a veces de sus padres o de sus hijos, a veces de su vida. Partes de la película tenían como soundtrack la música de Henry Cowell. Particularmente me gustaron las partes en donde mestra como la vegetación fue cubriendo de vida a esos aparatos de la muerte que son los tanques de guerra. La violenta poesía de la vida siempre va a ser más hermosa que la absurda violencia de la guerra.

Sábado 25 de abril

Raiders of the Lost Ark: The Adaptation (4 Macos). La última película de este año. La vimos mi sobrino Mariano y yo en el Village Recoleta a las 14:15 hs en Sala 8. Era una primorosa recreación de aquel famoso film de 1981 hecha en 1988 por un grupo de chicos fanáticos de esa historia de súper acción. Nunca vi hasta el día de hoy la ya mítica película original pero después de ver esta adaptación me quede con las ganas de hacerlo. Esta realización fue hecha por pibes con un corazón grande como una montaña por la creación de Steven Spielberg. Una de las partes más lindas de esta producción casera fueron esas imágenes que los mismos niños, adultos ya, filmaron y agregaron para concluir su proeza privada. Se notaba el cambio en la calidad de las tomas pero las actuaciones y la actitud al filmarla seguían con el mismo espíritu amateur de siempre. Seguramente contaron con nuevo financiamiento pero esto no resintió los cándidos resultados. Toda la movie parecía una metáfora de aquella casa del árbol que yo nunca pude tener. Niños jugando a hacer una película y aprendiendo a amar el arte de narrar con imágenes creando la ilusión del movimiento. Armar ilusiones, de eso se trata este asunto de ver y crear obras (sean films, libros, canciones, discos, etc). Armando más ilusiones en mi cabeza, me voy despidiendo de este Bafici para volver el año que viene, siempre con hambre de más.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home