Wednesday, September 28, 2011

Mujer adormecida al lado de la ventana





Hay una canción que descubrí este año. Se llama “Upstairs By A Chinese Lamp” y fue compuesta e interpretada por Laura Nyro. Es una canción tan hermosa que no pude escribir ninguna historia como para acompañarla (como hice con 4 canciones anteriores). Nada de lo que se me pudiera ocurrir llegaría siquiera a rozar el paraíso por el que camina este tema que me parece una de las cosas más conmovedoras que me tocó experimentar. El único pálido homenaje que se me ocurrió rendirle a esta obra de arte es primero narrar como llegue a ella y segundo escribir la letra original en inglés y mi traducción. Acá voy.

Para fines de julio de este año apareció en los kioscos el número 293 de Rock de Lux (en España apareció en marzo). En esa revista, Kiko Amat revisaba en la sección Revisión la carrera de Laura Nyro. Es una gran nota pero el crítico no señalo al disco Christmas And The Beads Of Sweat de 1970 entre sus favoritos de la cantautora. Leyendo la nota me acorde de una reseña anterior que imprimí de Internet que publicó el sitio Perfect Sound Forever. La misma fue escrita por el crítico Jorge Luis Fernández (aquel legendario colaborador de Esculpiendo Milagros que escribió una excelente nota acerca de Roxy Music, entre otras cosas). Fernández decide no esconder la pasión que siente por el disco: “And, while being a product of its time, Christmas remains a timelessness masterful piece of art”. Estoy citando al periodista argentino en inglés porque así apareció originalmente en Internet. Jorge está enamorado del disco y también está enamorado de la canción: “And with its modal flirting, Upstairs By A Chinese Lamp is, quite simply, one of the most beautiful tracks ever made.” Para mediados de agosto me conseguí una copia del cd. Apenas puedo creer lo hermoso que es este disco. Estoy cien por cien de acuerdo con lo que escribió Fernández. La sutil delicadeza de las canciones es tan apabullante, tanta es la belleza de esta música, que solo me queda guardar silencio para escuchar como quien escucha algo majestuoso, imposible de poder medir. El piano del inicio y la mención de Laura del “aire matutino” me recuerdan al grupazo The Blue Nile que grabó maravillas similares 13 años después en su disco A Walk Across The Rooftops (que también conocí gracias a la nota que escribió Fernández en Esculpiendo Milagros). Todas las canciones de Christmas son geniales pero “Upstairs By A Chinese Lamp” se destaca aún más por su lujosa confección y ejecución. Es un verdadero milagro. Además, la letra menciona a la primavera. Mejor dicho al momento en que la primavera de a poco se lleva al invierno. Justo en eso estamos.

Por favor, dejen las dudas y consigan el disco. De nada. Ahora la letra y mi traducción.

Market in the cool white morning
Merchants sell as ladies buy
Milk, tobacco, soap and matches
Sweep the floor while dishes dry
Spring whispered in her ear
Like soft Mediterranean wailing
Sleepy woman by the window
Dreaming in the morning air
Of the one who takes her sweetness
By a Chinese lamp upstairs
The steam of china tea
You could hear the woman sing
In the soft flames of spring
Spring has swept the scarlet side streets
Winds caress, undress, invite
Upstairs by a Chinese lamp
They softly talk in the cool spring night

El Mercado en la fría mañana blanca
Mercaderes venden al tiempo que damas compran
Leche, tabaco, jabón y fósforos
Barren el piso mientras los platos se secan
La primavera susurra en su oído
Como suave lamento del Mediterráneo
Mujer adormecida al lado de la ventana
Soñando en el aire matutino
Con quien toma su dulzura
Junto a la lámpara china, escalera arriba
El vapor del té chino
Podrías escuchar a la mujer cantar
En las suaves llamas de la primavera
La primavera ha barrido las escarlatas calles secundarias
Los vientos acarician, desvisten, invitan
Escaleras arriba, junto a la lámpara china
Ellos hablan suavemente en la fresca noche primaveral

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home