Sunday, July 17, 2016

Once años señalando intensidades y mostrando dudas


Este blog que ahora estás leyendo cumplió, hace unos días, 11 años de existencia. Once años en las redes y no a causa de haber caído de la cuerda floja (un chiste tonto nunca está de más, ¿no?). Hoy estoy en escribir algunas apreciaciones y comentarios que me surgieron en estos inciertos presentes.

1 – Significados Inservibles

Llanto, llanto y más llanto. ¡Como subieron los costos de los servicios! ¡Snif! ¿Por qué hace más de veinte años que la selección argentina de futbol no gana una final? ¡Snif, esnifar, snif! ¿Por qué estamos siendo gobernados por una manga de imbéciles? ¡Snif y la recalcada snif de la re contra snif! Y después del llanto, más llanto y autoflagelación. “Los argentinos somos corruptos por naturaleza”, “Nos da miedo el éxito”, “Tenemos el gobierno que nos merecemos”, “Son ciclos, este es un ciclo en bajada para nosotros”, etc. Si seguimos arrodillados sobre granos de maíz para auto castigarnos por tiempo indefinido, no vamos a crear las alternativas nunca. Es una actitud poco contributiva.

Una de las premisas del kirchnerismo fue el “empoderamiento de la gente” (o del pueblo, si nos ponemos más progres-peronchos-zurdos). Tal cosa parece no haber sucedido. Porque el macrismo implementó medidas anti populares a diestra y siniestra y nadie pareció molestarse hasta hace muy poquito que hubo marchas contra los excesivos aumentos de los impuestos. Pero la situación es aún más grave que solo eso de la luz y el gas. El país emitió deuda una vez más. La bicicleta financiera va a regularnos una vez más. El kirchnerismo cambio el maquillaje del capitalismo pero no su sustancia, hasta se podría especular que dejo el camino allanado para que esas famosas inversiones extranjeras que tanto se esperan vuelvan a traernos empobrecimiento. El veto a la ley anti despidos no es otra cosa que un guiño a la peor burguesía multinacional para vengan a morfarnos por enésima vez. Para ponerle freno a tanta estupidez, tenemos que organizarnos nosotros. Esperar algo de los partidos políticos y de los sindicatos es en vano. No todos somos corruptos y no tenemos el gobierno que nos merecemos. Tenemos el gobierno que el 51 por ciento del electorado votó. En las últimas elecciones se eligieron a los lobos para que cuiden a las ovejas. Pero las ovejas deberíamos organizar nuestros propios candombes. Y no sumarnos al juego sucio del macrismo (y los medios masivos de comunicación) de ensuciar al kirchnerismo y señalarlo como el origen de todos los males. El anterior gobierno creía en un Estado Benefactor (una idea valiosa) y aun con sus vicios y aun con la sospecha de que fue más lo que prometieron que lo que realmente hicieron, yo creo más en aquel frágil ayer que en este súper frágil hoy.

Hay algo de juego, algo de coraje, algo de imaginación política que nos está faltando. Nos falta a nosotros, los don nadie de la historia. Tenemos que pensar que nos parece valioso, como organizarnos de maneras autónomas.

Ah, y con respecto a lo del futbol. Yo creo, sin saber nada de este deporte, que a estos jugadores se los morfa las excesivas demandas que soportan. Antes los bardeaban desde los medios, ahora te tenes que comer las que te dicen por Internet. No solo tienen que ganar la copa, también tienen que apabullar al rival, ganar a lo grande, con juego exquisito. Ganarle a ese rival que, sobra decirlo, no está a la altura de esta selección. Mientras sigas esperando eso que esperas (“A estos muertos les ganamos de taquito”, etc.), las cosas van a seguir marchando mal. Porque la victoria de los arrogantes es nauseabunda y nada bello nace de esa vanidad. “Nadie soberbio es realmente solidario”, así al menos me lo dijo mi vecino.

2 – Significados Inestables

Me sugirieron que escriba más acerca de libros o quizás me sugirieron que escriba más historias. Pero leo pocos libros y además, en ocasiones, me queda una inestabilidad de entendimientos. No sé bien que decir acerca de lo que leo. ¿Y las historia? Bueno, ya vendrán. Este es el cumple feliz del blog y ella trajo globos. Y ella va a soplar la vela.

3 – Significados Inconmensurables

Últimamente estuve viendo la serie “Breaking Bad”. Primera, segunda y tercer temporadas. Todavía no vi las temporadas 4 y 5. Por eso, aun no voy a escribir en detalle que pienso acerca de esta GRAN, GRAN serie. Pero hay mucho que decir. Hagan como yo, busquen esos DVDs y después hablamos.

4 – Significados Invencibles

Es cierto que le supe escribir a un amigo que el rock perdió su duende. Pero también es cierto que nunca estuve tan desinformado como en estos días. Estoy desactualizado, hay muchas cosas pasando allá afuera de las que no tengo idea. La más reciente conmoción llegó de la mano de Silvestre y La Naranja y su canción “Ya no pienses tanto” (gracias, Alfredo Rosso). Seguro que hay más. Y en el mientras tanto, cuando hoy todo me parece chato, me queda mi colección de músicas. Mis opiniones acerca de lo que hoy pasa en la música no están bien fundamentadas. Sin embargo, si llegó a escuchar otra canción de El Bordo más, voy a deprimirme de vuelta. Pero si a vos te gusta, yo celebro que a vos te gusta. Y si a mí me gusta Mbongwana Star y a vos no, yo voy a celebrar que a mi sí (y para decir que no te gusta tenes que escucharlos, yo me morfe un recital entero de El Bordo mientras lo pasaba el colectivero camino a Villanueva, un evento que no mejoro el viaje, pero tampoco lo empeoro, era tan solo como que molestaba un poquito). Las músicas son invencibles, todas las músicas son invencibles mientras sacuden nuestros corazones, nuestras tripas, nuestras mentes.

En lo invencible de las músicas que me gustan están muchos de los significados invisibles de este blog. ¡Gracias por leerme! ¡Escriban lo propio! ¡Besos y abrazos pa’ todo el mundo!



1 Comments:

Blogger maco said...

Corrección: No quise escribir El Bordo, quise escribir La Berisso. Por desgracia, todas las bandas de rock barrial me parecen lo mismo, no es un género del que me hablar ni escuchar.

11:18 AM  

Post a Comment

<< Home