Saturday, May 14, 2016

Viendo el sol irse y viendo el sol aparecer (Cosas al azar)




¿Cómo escribo? Sí, te cuento. Tengo ideas, muchas ideas. Cuando algo se me aparece con una presencia más contundente que lo acostumbrado, dejo que esa idea rebote en las paredes de la mente por unos ratos (días, meses). Si sobrevive a tanto zarandeo pasa al papel. Si no, no. Punto a favor de esta táctica: te evito que leas cosas a medio cocinar. Punto en contra de esta táctica: quizás hice marchitar rosales de tanto zarandearlos y estos podrían haber florecido con un trato distinto.

Escribir es una ambiciosa tarea. Querer creer que las palabras van a encender ideas en tu cabeza. Otros me conmovieron. Yo intento conmover a otros.

Lo que más me gusta de escribir son ciertos malentendidos. En ocasiones la gente viene a enriquecer eso que se plasmó de alguna otra manera para mí.

(…) Tengo mis posts favoritos pero ¡no viene al caso nombrar cuales! Además siempre me divierto más escuchándote cantar (…)

Más de 40 años de historias ¿Y la capacidad de emocionarme? Intacta.

Una vez una amiga me dijo que tenía una pregunta que hacerme sobre mis escritos. Eso fue hace 6 años. Aun espero su pregunta, porque las preguntas son alas.

¿El post que más leyeron? “No me ames… más quédate otro día”. Este es un dato con el que no sé cómo moverme. Ojala todas mis estúpidas sospechas sean la nada en coche.

Como dijo el humorista: “Siempre fui muy mujeriego, pero ninguna mujer se enteró”.

El que dijo que escribir sobre música es como bailar sobre arquitectura se equivoco. Todos estamos solos, todos queremos embriagarnos. Con esas dos puntas nomas ya te podes poner a garabatear tus textos sumando tu voz a la frágil literatura de quienes cuentan cómo le resuenan esas cosas mágicas.

El salario es el miedo, por eso acá, en SS.II., todo es gratis, levántalo, llévatelo y, si quieres, decí que es tuyo. Eso sí, si alguien llega a lucrar con mi palabrería, le rompo el culo a patadas.

(…) Es solo eso, dejar dudas atrás, salir a ver qué pasa, con los ojos de lluvia (…)

Si solo hay dos cosas. Si solo hay infinito y si solo hay eternidad, solo puedo concluir que solo hay misterio.

Cada día, cansado de mi pelotudez y de la pelotudez de los otros. Y cada día, buscando nuevas soluciones a antiquísimos problemas. No creo que las encuentre, pero no por eso voy a dejar de buscar.

Mis tres actividades favoritas: escuchar música, reír y pensar. La primera muchísimo, la segunda bastante, la tercera a veces, solo a veces. Recrear o rememorar no es pensar.

¿Qué tiene la música, que solo quiero vivir escuchándola?

Escribo como un mono rascándose la cabeza, perplejo. Escribo intentando entender, gasto mi aire, intentando entender.

Todo está en el sabor de la manzana, en el sol yendo y viniendo, en la piel arrugada de las manos de mi vieja, en el latido del corazón de tu bebé, en el viento en la ventana, en el silencio después del recital estruendoso, en el licor de los besos, la belleza descuidada de esa mujer mirando un avión pasar por el cielo, la memoria perdida y recuperada, todo está justo ahí, donde los sentidos tiemblan.

¡Significados Invisibles les desea un feliz regreso a sus hogares!

Textos escritos y eructados bajo el impacto del post homenaje del Pequeño Saltamontes.



0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home