Wednesday, January 15, 2014

La piel del cielo – 2 discos de Julia Holter

 

“You fill me with… inertia” Simon Reynolds 18/12/13 en su blog

1 – Me acuerdo. Tenía 5 o 6 años y me subí a una mesa que había afuera en el patio. Era lo más alto que podía concebir en ese momento. Subí a esa cumbre de más o menos un metro de alto con un propósito en mente. Una vez alcanzada la altura necesaria, alce los ojos al cielo, toda mi cara enfrento el cielo como si fuese a gritar y abrí la boca para probar el gusto del cielo. Me parecía que a diferente altura el aire iba a tener otro olor y, en consecuencia, otro sabor. El cielo siempre me pareció un techo fascinante. El cielo es una existencia que no me es posible pensarla como algo masculino. Debería ser “la” cielo. Si el cielo fuese “la” cielo entonces su forma musical sería Julia Holter. Uno tiene que trepar alturas de uno mismo para poder escucharla mejor.

2 – Julia Holter editó Ekstasis en 2012. La gran revista británica de músicas nuevas WIRE ubicó al disco en el puesto 8 de los 50 mejores discos de ese año. Casi que corrí a buscarlo a mediados de diciembre de 2012 pero recién lo escuche para marzo del año pasado. Es un disco muy hermoso, su música tiene esa etérea feminidad que me recuerda a los mejores momentos de Cocteau Twins. Julia hace canciones a las que les agrega vueltas de tuerca que las vuelven aun más poderosas. Para lograrlo usa varios trucos del free jazz en el uso de los vientos, por ejemplo. En casi una hora y durante 10 canciones, Holter nos lleva de la mano a los secretos del jardín. En los auriculares van sonando  búsquedas, suena uno buscándose cosas adentro, buscándose fibras. La gente en general escucha música buscando claridad, buscando las frases que hablen por ellos. Aseveraciones como faros. Lo entiendo pero no lo comparto. Yo busco la confusión de los sentidos para navegarme de una manera distinta de la que tengo con mis propios medios. Sería como reírse con otra boca, llorar con otros ojos. Sería mi lengua probando la piel de “la” cielo, mi lengua sónica probando sonidos de parajes nuevos. Siluetas del humo. Los ojos de la diosa en el éxtasis del agua.

3 – Julia Holter publicó Loud City Song en 2013. WIRE Magazine ubicó este disco en el puesto 1 de los 50 mejores discos del año pasado. Para septiembre lo conseguí y lo disfrute para diciembre. Ya conozco dos DISCAZOS de Julia Holter y editó más cosas. Habrá que buscar. Retomando Loud City Song, al principio de este post hay una cita de una frase del crítico S. Reynolds que él escribió en su blog Blissout. Lo que hizo el bueno de Reynolds fue poner esa frase como encabezado para describir una serie de estilos musicales que lo “llenaron de inercia” durante 2013 y entre géneros estéticos llama más la atención encontrar un nombre propio: Julia Holter. ¿Qué es lo que Simon quiso decir con esto? Consultando el Cambridge Advanced Learner’s Dictionary me encontré con dos definiciones (que voy a traducir): A – falta de actividad o interés, o renuencia en hacer un esfuerzo para hacer una actividad; B – la fuerza física que mantiene algo en la misma posición o moviéndose en la misma dirección. Simon dice: “Julia Holter, vos me llenas de inercia”. La primera cosa que me imagine fue a Simon escuchando hechizado a Holter sin poder hacer otra cosa, bajo la fuerza física de su música que lo mantenía en la misma posición. También podría aplicarse la primera acepción: que, cuando Reynolds escucha a Holter, no tiene ganas de hacer otra cosa que no sea escucharla. A mi escucharla a Holter me puso a escribir y a imaginar. En la canción “Maxim’s I” estoy recostado en el pasto que empieza a moverse como si fuese el curso de un río y me va llevando llanura adentro entre los arboles de la noche. Estoy lleno de la inercia de seguir en ese curso. Cuando Julia hace el cover de “Hello Stranger” de Barbara Lewis (un hit de 1963) estoy lleno de inercia, no puedo hacer otra cosa que enamorarme una y otra vez. Vientos y percusiones excelentes en estos dos temazos. Los recuerdos de lo mejor de aquellos soñadores: Pluramon, A.R. Kane, My Bloody Valentine. El año 2013 fue el año Julia Holter para mí.

4 – Otra de las razones por las cuales pude haber querido probar el gusto del cielo era que yo ya conocía el gusto de la lluvia. Siendo niño me gustaba jugar debajo de la cortina de la lluvia. El gusto del agua de lluvia es algo que no pude encontrar en ninguna otra parte. Sé que es obvio decirlo pero la lluvia hace música también. Pero la mejor música la escucho de las lluvias lentas. Las gotas le pegan a todas las cosas y el agua acumulada en canaletas baja a los baldes haciendo sonoridades. El agua que corre tranquila por las calles buscando irse. La lluvia es una canción de la ciudad ruidosa. Vuelvo empapado de la tormenta y veo en la ventana todo lo que la lluvia le está haciendo a mi sueño. Es como escuchar a Julia Holter y todo lo que ella le está haciendo a mi sueño.

5 – Son dos discos gigantes. Date el gusto de buscarlos y escucharlos.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home