Thursday, December 12, 2013

Una democracia que es más cracia que demo

 
 
 
Todos estos años de gente

Diciembre del 2013. Se están cumpliendo 30 años ininterrumpidos de gobiernos democráticos. Es un dato que me pone feliz, en un gran hecho. Es una rareza vivir algo así en la Argentina. Estamos a poco más de dos años de celebrar el bicentenario de la Independencia en 1816. De esos doscientos años, hubo 170 años aun más inestables (o, al menos puedo decir, que hubo tiempos aun menos representativos de la voluntad de las mayorías) que la fragilidad en la que nos movimos en estos últimos treinta años. Voy por partes para establecer datos y luego dar opiniones.

Historia urGENTE: la historia de nuestros dolores

En 1951 sucedieron las primeras elecciones con voto femenino. Antes de esa fecha no teníamos verdadera democracia. La mitad del padrón no tenía derecho a voto. Luego de mucha lucha se logró. Si contamos esa fecha como puntapié inicial, llegaríamos a los 62 años de democracia. Pero en el medio hay que contar CUATRO golpes de Estado y la proscripción de un partido político por 18 años. Tan temprano como en 1955 un golpe militar destituyó a Perón y trajo persecución, tortura y muerte de numerosos militantes peronistas y la proscripción del peronismo desde el ´55 hasta 1973. Durante estos dieciocho años tampoco se puede decir que hubo democracia porque había un partido político muy popular que tenía prohibida su participación en elecciones “democráticas”. De esos años nos quedó: del ´55 al 58 un gobierno militar; del ’58 al ’62 el gobierno de Frondizi derrocado por militares que tomaron el poder entre el ’62 y ’63 para dejárselo a Illia (presidente elegido por voto) que gobernó entre el ’63 y ’66. Un nuevo golpe de Estado instaló a los militares en el poder desde el ’66 hasta el ’73, año en el que los peronistas ganaron las elecciones y Perón pudo finalmente volver de su largo exilio para fallecer en el ´74. El 24 de marzo de 1976 tuvo lugar el último golpe cívico-militar que inicio el así llamado Proceso de Reorganización Nacional con su horror de torturas, 30.000 desaparecidos, apropiación ilegal de bebes y demás atrocidades que asumo que ya conoces. Si no conté mal hubo 6 años de democracia real antes de 1983. De aquellos 62 años que señale al principio solo nos quedan 36 años de democracia. Así son las cosas aquí, amigo.

EmerGENTE: la historia de mis obsesiones

Yo puedo escribir esto en libertad porque hay democracia y vos podes leerlo y asentir o disentir porque hay democracia. Pero nuestra democracia es insuficiente. Democracia vendría a ser el gobierno de la GENTE pero hay más gobierno que GENTE en nuestra democracia y de allí el título de este post. La democracia es el invento capitalista para mantener el status quo, para que los que tienen PODER no lo pierdan y para que los demás sigamos desapoderados por los siglos de los siglos. Es una astuta invención para que el rico siga rico y para que el pobre siga pobre. Pero como las dictaduras que tuvimos fueron tan repugnantes; como tanta fue la violencia, la muerte, la represión que nos aferramos a la democracia como si fuese todo lo que se le puede pedir al mundo. Vivimos dentro de la democracia considerándola la definitiva forma de organización sociopolítica, la mejor, la más acabada. Mientras sigamos viviendo nuestras circunstancia de esta manera las cosas no van a cambiar. Podemos esperar que nuestros votos traigan cambios de escenarios pero más nos conviene empezar ya a despertar a la verdad: esa espera es en vano. Los votos no cambian los escenarios, cambian los actores. Cualquiera sea el signo político del partido al que votes (sea izquierda o derecha) el partido político que le toque la tarea de gobernar va a funcionar de intermediario entre los poderosos que siempre quieren más poder y los pobres que se hartan de sobrevivir y les gustaría que la vida fuese vida y no una vía de miserias (propias y ajenas). Y todo está estructurado de tal manera para que cualquier gobierno siempre termine manteniendo el orden de las cosas de la misma manera en que las encontró. Para que la democracia sea democracia y no un chiste de humor negro hay responsabilidades que asumir. Si tenes que buscar al responsable de cada crisis en nuestro país no te hace falta más que un espejo.  También en cada uno de nosotros está la posibilidad de que las cosas cambien en serio. La tarea es muy difícil pero no imposible. Hay que quitarles el PODER a los poderosos y repartirlo entre todos y para hacer eso hay que cambiar la organización social y armar una nueva organización. Y para armar esa organización tenemos que educarnos y ejercitar nuestra inteligencia para armar espacios autónomos. Para defender esos espacios y hacer que crezcan poco a poco. Y para empezar hoy, tenes que responderte preguntas: ¿Cómo hacer para retirarse del dinero, ese veneno que mata todo lo que toca? ¿Cómo hacer transacciones en equidad con humanos iguales e igualitarios? ¿Cómo hacer para desarmar la acumulación a la que todo capitalismo aspira? Para que las cosas cambien tenemos que abandonar nuestros cómodos asientos de espectadores y para hacerlo  tenemos que usar nuestras inteligencias. Muchísimo. Vamos a tener que retirarnos de cada lugar, de cada posición en donde nos esperan. Movernos hacia lo inesperado hasta para nosotros mismos. La mentira vive porque hay miedo y los cambios nacen cuando hay amor por buscar. Y (por el amor a la Nada) no pienses más en armas porque no sirve, ellos siempre tienen mejor armamento. El Che Guevara ya lo intento y no sirvió. La revolución está en retirarse del dinero ¿pero cómo?

IndiGENTE – aGENTE

Yo lo vi por tele. Como los policías en varias provincias de la república (la cosa de la GENTE) cobraban bajo salario, se auto acuartelaron, dejando zonas liberadas e incitaron a saqueos de parte de algunos vecinos. El agente que reprime al indigente está vez lo uso para meter presión al gobierno en sus malditas negociaciones. La gente que se sumó a los saqueos no son pobres en bienes materiales, son pobres en calidad humana. En este cuadro de situación estamos EXAGERADAMENTE LEJOS de la revolución que yo sueño. Tan lejos que, por un buen rato, pensé en no escribir este post por pensar que escribía boludeces. Y puede que sean boludeces pero yo tengo los huevos llenos de la estupidez capitalista. Estoy cansado de mi miseria empujada por miserias de otros. La vida puede ser otra cosa. Es mejor pensar que dejarse aplastar por la invisible esclavitud que nos define.

Gentecilla – People are people

O como cantaba Pedro Aznar: en todos lados la gente es la misma. Todos esperamos al Mesías, el salvador. Alguien que más bien es Algo. Tan grande y tan poco cierto. Espera irreal y vana. Escuche también que los que se sumaron a los saqueos  vendrían a ser como el protagonista de la canción de Os Paralamas Do Succeso “Coche Viejo”: “Yo tengo rabia de todo lo que no puedo tener”. Yo no tengo rabia, tengo desilusión. Podríamos ser mejores humanos y seguimos equivocándonos siempre en lo mismo. Toda la vida usada para conseguir el mejor salario para comer en el mejor restorán para morir en la tumba de oro puro y diamantes. ¿Qué pasaría el día que se nos iluminen los ojos de verdad? Que todo es un juego, que la vida es regalo, que solo habrá amor cuando todos puedan jugar con la vida y no jugarse la vida. ¿Será que habremos nacido para ser esclavos de nuestra estupidez y poco más que eso?

Este es el final de este post (Cierre con buena onda)

Yo sé que puede haber un mundo mejor. Me lo dice la música que escucho, me lo dice mi sentido de humor, me lo dicen mis mejores cosas. Yo te vi llorar, te vi reír, yo vi tu fiebre. Yo sé lo que es el amor porque lo extraño. Yo sé lo que es la soledad porque  casi siempre vivimos en dádivas y no en solidaridad. Yo sé lo que es el egoísmo porque poco te doy. Desde los frondosos jardines de mis humores te llamo a que pienses más que yo. Que pienses conmigo la alternativa a nuestros males de hoy. Mañana las cosas no van a ser como hoy. Toda mi emoción me pide que piense como evitar el empeoramiento que a veces temo que venga. Sí, alguien alguna vez en el futuro va a ver ese mundo mejor. Y que ese alguien cante: “At last I am free, I can hardly see in front of me”.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home